SAC ha presentado en correos un escrito dirigido al Ministerio de Sanidad, demandando que se reconozca al celador como personal de contacto estrecho con los pacientes, así como que se dote a todo el personal de la Sanidad Pública y Privada de los EPI necesarios.

Dirigido a: SALVADOR ILLA ROCA
MINISTERIO DE SANIDAD
PASEO DEL PRADO, 18 (28014) MADRID

​D. Víctor Manuel Pérez Álvarez Responsable Regional en Castilla y León del Sindicato Asambleario de Celadores y Personal de Gestión y Servicios (SAC), ante la declaración de Estado de Alarma, como consecuencia de la crisis sanitaria que sufre España, quiero
​DENUNCIAR:
​La situación que se está generando con el Personal de Gestión y Servicios, y en particular con los Celadores/as, como consecuencia de la falta de Equipos de Protección Individual y más en particular con la decisión de su Ministerio de considerar al celador, dentro de los protocolos, como “Personal cuya actividad laboral no incluye contacto estrecho con los pacientes afectados por el virus del COVID-19”.
Esta decisión se aleja totalmente de la realidad laboral de los Celadores y creemos que está fundamentada en unos criterios faltos de rigor y veracidad. Entendemos que quien ha valorado esta decisión desconoce por completo cuales son las funciones que realizan los celadores/as en su jornada laboral, por lo que a continuación paso a describirle algunas de las mismas:
– Es el celador quien recibe a los pacientes que llegan a los distintos servicios de urgencias, tanto de Atención Especializada como de Atención Primaria. Esta recepción se hace previo a que el paciente sea diagnosticado por los especialistas sanitarios y por lo tanto antes de que se conozca su grado de afección y contagio. Lógicamente no todos los pacientes acuden en las mismas condiciones físicas, al servicio de Urgencias, y mientras que unos llegan por sus propios medios, otros necesitan de la ayuda del Celador para bajar del vehículo y ser acompañados en silla de ruedas o camilla a los diferentes triajes.
Actualmente y dadas las condiciones del agente patógeno, cualquier paciente que acude a Urgencias puede ser potencialmente portador del virus, presente síntomas o no, y acuda a Urgencias con síntomas del mismo o por cualquier otra afección. Esta situación obliga a todos los trabajadores de las Instituciones Sanitarias Públicas a actuar con el máximo de medidas preventivas, para lo que son indispensables los EPIS adecuados y que actualmente se niegan a los Celadores/as en muchas ocasiones, amparándose en “la consideración” de su Ministerio.
– Una vez que los pacientes son diagnosticados por el personal médico de Urgencias, y se decide su ingreso, es el Celador quien traslada al paciente hasta la planta correspondiente. Es el Celador quien colaborará con el personal sanitario, si fuera necesario, a la realización del pase a la cama de planta asignada.
– Una vez que el paciente está ingresado en planta, independientemente de su grado de contagio y/o patología, es el Celador quien colaborará en el aseo del mismo, si fuera necesario, junto con el personal sanitario que precise. Es el Celador quien colaborará con el personal de Radio Diagnostico a la realización de pruebas radiológicas, bien trasladando al paciente al Servicio de Radiología o en la misma planta si el paciente se encuentra en situación de aislamiento o su situación médica obliga. Es el Celador quien colabora con el personal sanitario, en numerosas ocasiones, a la retirada y colocación de pañales, cambios posturales o incorporación al sofá si la evolución de los pacientes lo permite y/o precisa.
– Por último, desgraciadamente, los pacientes que fallecen son introducidos en sudarios entre las TCAE y el Celador y posteriormente llevados a las cámaras de los centros, únicamente, por los celadores.
Podría seguir enumerando otras muchas funciones que, en el marco de la actual pandemia, el Celador realiza en su día a día en contacto estrecho con los pacientes de un Hospital, pero creo que ha quedado claro. Como claro hay que tener que actualmente, el trabajo antes descrito se realiza desconociendo, en la mayoría de las ocasiones, si el paciente al que se asea, moviliza, traslada…etc., es portador de algún tipo de virus, bacteria, o cualquier otro agente infeccioso hasta pasados unos días y los resultados de las pruebas pertinentes son conocidos.
Y por todo lo anteriormente expuesto y en representación del SAC en la Comunidad de Castilla y León.
​SOLICITO:
​Que, desde el Ministerio de Sanidad, dirigido por Don Salvador Illa Roca, se tenga en cuenta todo lo anteriormente reflejado, y se revise y modifique la consideración que en distintos protocolos y textos normativos se hace y se aplica a la figura profesional de las Celadoras y Celadores excluyéndolos de la definición actual de:
“Personal cuya actividad laboral no incluye contacto estrecho con los pacientes afectados por el virus del COVID-19”.
​Así mismo solicitamos que esta nueva definición o consideración relativa al trabajo del Celador, sea tenida en cuenta para futuras circunstancias con un origen similar, o lo que sería más lógico, sea tenido en cuenta permanentemente.

Finalizar agradeciendo su atención y a la espera de una rápida solución quedamos a su entera disposición. Un saludo,

Víctor Manuel Pérez Álvarez.

Responsable Regional SAC

La imagen puede contener: texto que dice "C SAC SINDICATO ASAMBLEARIO DE CELADORES Y PERSONAL DE GESTIÓN Y SERVICIOS"
IsraelActualidadSAC ha presentado en correos un escrito dirigido al Ministerio de Sanidad, demandando que se reconozca al celador como personal de contacto estrecho con los pacientes, así como que se dote a todo el personal de la Sanidad Pública y Privada de los EPI necesarios. Dirigido a: SALVADOR ILLA ROCA MINISTERIO...Desde el sindicato SAC de León, representamos, defendemos y ofrecemos apoyo informativo, jurídico y sindical a celadores y personal de servicios.